Sobre el fracaso, el arroz, ser madre y vender libros.

27

En este mundo loco que nos ha tocado vivir, creo que no me equivoco cuando digo que hay dos tipos de personas. Los que lo pueden tener todo y los que no. Los ricos y el resto de la humanidad. Así que si en esta vida quieres hacer algo y no eres millonario tendrás que sacrificar algo. Esto es así. A mayor nivel de pobreza, mayor nivel de sacrificio para conseguir aquello que deseas. Algunos ni con sacrifico…pero esto ya es otro tema.

En el primer mundo (que no sé porque le llamamos así la verdad), si quieres hacer horas extra en tu oficina para ganar más dinero tendrás que sacrificar las copas de después. Si te gusta la interpretación y quieres dedicarte al teatro, pero estudias la carrera de enfermería porque también te gusta y encuentras trabajo de enfermera, probablemente el teatro sea un hobby en tu vida.

Pues así con todo.

¿Y por qué digo esto? Porque veo a gente indignada ,y no me extraña, defendiendo que ser madre y ser feliz es posible. Tiene bemoles tener que defender esto ¿verdad?. Pues se ve que sí, que hay que defenderlo, porque  otros se dedican a contar que ser madre no es un chollo. 

Vamos a ver, claro que no es un chollo, como tampoco es un chollo trabajar de actriz aunque sea el sueño de tu vida si el estar de gira por medio planeta te impide ver a tus seres queridos tanto como te gustaría.

Y es que chollos, chollos….en este vida pocos…y si a eso le añadimos la manía que tenemos en este país de cuestionar todo lo que hacen los demás, prácticamente cualquier decisión seria que tomemos en la vida se convierte en un conflicto emocional. El vive y deja vivir me parece la frase más grande que jamás se haya inventado. Estos de Disney son unos artistas.

Mi caso. Dejo todo y me vengo al pueblo. Para muchísimas persona, más de las que os podéis imaginar, mi marido y yo éramos poco más que unos idiotas.Renunciamos a nuestra carrera profesional por el bienestar de nuestros hijos, que depende básicamente en que nosotros estemos bien. Ahora que las cosas han salido bien han dejado de cuestionarnos. Pero hasta hace nada teníamos que estar justificándonos continuamente por nuestra decisión.  

¿Para mí la maternidad es un chollo? Ahora sí. Totalmente. Soy 100% feliz. Eso si, he sacrificado muchas cosas por el camino (y he ganado muchísimas otras). 

¿Antes lo era? No del todo. En Madrid no estábamos agusto, por lo que la agonía que sentía al no poder dar a mis hijos todo mi ser me machacaba y me impedía disfrutar tanto como me hubiera gustado de ellos. En este caso, NO ERA la maternidad lo que me impedía ser feliz. Era el no poder practicar la maternidad que yo quería. El día que decido sacrificar todo para criar a mis hijos de la manera que yo sentía encuentro el rechazo de mi entorno. ¿Tiene narices a que sí?

Y es que en esta vida además de tener que estar sacrificandonos continuamente, debe de haber también unas reglas escritas en algún sitio que a mí no me las dieron al nacer. En las que debe de poner algo así:

  • Estudia una carrera al acabar secundaria. Si no lo haces error. Primer fracaso en tu vida. “Si hubieras estudiado….”, a partir de ese día, a no ser que te hagas peluquera y seas la bomba o te hagas policía/bombero te van a machacar con el famoso….”si hubieras estudiado….” Da igual que seas bueno en lo tuyo, que te guste, que te apasiones o que simplemente te sirva para ganarte la vida de manera honrada. El “si hubieras estudiado….” te va  acompañar el resto de tu vida. Y si algún día las cosas se tuercen habrá alguien que te lo recuerde….si hubieras estudiado….
  • Si eres de los que han decidido hacer una carrera, elige bien, porque ahí, a tus 18 añitos deberás tomar la decisión que va a marcar tu vida. La sociedad ahora solo te va a permitir trabajar de lo que has estudiado, en caso contrario fracaso. O eres de lo que has triunfado en la vida, es decir trabajas de lo que has estudiado o te van a caer a menudo frases como esta ¿y para eso has estudiado una carrera? ¿ y por qué no buscas de lo tuyo?

Y digo yo… ¿Y que coj…..es lo mío?  ¿Donde me admitieron durante los 15 días que hay desde que acabas la selectividad hasta el día que formalicé mi matrículas? ¿Eso tiene que condicionar mi vida? Pues por lo que se ve si.  

  • Y así llegamos a la maternidad…ay amiga, aquí si que sólo hay sota, caballo y rey….
  1. Si tienes un hijo antes de los 25 , ni preguntan, enseguida sacan conclusiones  “pobrecilla habrá sido de penalti”
  2. Si lo tienes entre los 25 y 30, antes de dar por hecho que ha sido de penalti, se te permitirá el beneficio de la duda “¿pero ha sido buscado? No mire señora…he entrado al baño y ahí estaba él poniendome ojillos….
  3.  Si pasas de los 30…la maldicion del arroz llama a tu puerta. Y ahora amiga mía decide, ¿sacrifico mi vida laboral?(fracaaaaasoooooo) o ¿me espero a tener un hijo?(Arroooooz). A partir de ahora tu vida transcurre entre esas dos opciones, no hay más. Tu vida transcurre entre el fracaso o el arroz.

    Así que conclusión:

    • La única decision que he tomado a lo largo de mi vida porque estaba claro que quería y no porque tocaba, fue tener hijos. Aunque me cayeran las preguntas de rigor si era buscado por tener 26 años y empezarán a cuestionarme mi decisión.
    • Mi carrera la elegí porque tocaba elegir. Así que entre hijos y carrera sacrifico carrera. Todavía no sé que es lo mío. O bueno sí, lo mío son mis hijos.
    • Por mis circunstancias en Madrid, la maternidad en la que creo no la pude llevar a cabo. Así que aquí estoy en un pueblo.
    • Para mí tener hijos al principio fue duro pero no porque la maternidad es dura(que también), si no porque me salté las reglas de la vida y tenía la sensación de estar haciéndolo todo mal. 
    • Cuando lo que los demás piensan de mí dejo de afectarme empecé a vivir.
    • Ahora soy feliz y la maternidad me ha ayudado a sentirme plena. Nunca me he sentido tan “yo” y tan segura de mi.
    • Que alguien de 41 años llamada Samantha y con michísima vida recorrida me venga ahora vender un libro de lo dura que es la maternidad me demuestra dos cosas:
    1. Este libro estaba acordado desde que decidió realizar los programas de televisión de su embarazo, y forma parte de una campaña de marketing que solo busca la polémica.
    2. El día que firmó dicho contrato no sólo estaba vendiendo su embarazo, sino que vendió su alma al diablo.

    Ahora cuestionada y apedreada por la sociedad, por los cuatro duros que le habra dado su editorial, me la imagino en casa lamentándose por todo lo que se le ha venido.  Probablemente para ella la maternidad este siendo muy dura…como para muchas al principio, pero este libro acaba de ponerle la puntilla.

    27 Comentarios

    1. Me ha encantado! Es que de verdad, qué manía tiene la gente de meterse en todo…Yo te voy a decir otra, mis hijos se llevan 13 años, y primero me decían “qué pereza no, ponerse ahora otra vez?” A ver, ya tengo una, si he ido a por el segundo será porque me apetece no? Otra lindeza: “Ya tienes dos, no tengas más” Con esta flipo, a ver me lo vas a mantener tú? Lo de la gente es muy fuerte…Y ahora que estoy con el peque en casa, buenooo opiniones mil, al igual que con el pecho…”Todavía le das pecho?” No, me saco la teta porque me gusta. “Y hasta cuando le piensas dar?” De verdad, qué paciencia, es pa ponerse borde…Pero suelo sonreír y decir pues no lo sé, de momento prefero darle leche humana en vez de leche de otro animal. Que no tiene 10 años, que tiene 18 meses!! En fín…Opinólogos…Da para escribir un libro. Y la Samanta…Puede pensar lo que le dé la gana de la maternidad, lo que no está bién es que generalice y diga que todas nos sentimos igual pero no lo decimos, porque es mentira. Además de que el libro lo escribió antes de ser madre, yo estoy muy feliz de serlo; es más he descubierto que me llena más que cualquier carrera profesional, ojalá me pagaran por ser madre…Pues eso, muy buena entrada, como todas las que escribes!

      • La gente siempre juzgamos sin pensar en lo que sienten los demÁs, en especial a las madres, y es una pena….todo el mundo tiene la verdad absoluta sobre todo y al final tenemos la sensación de no saber nada.
        Vaya regalado para tu hija cuando tuvierais al bebé y vaya regalo para el bebé tener un hermana tan mayor. Los niños son regalos y que más da lo que se den. Fíjate que cuando me quedé yo embarazada mi hijo tenía año y medio y me decían que vaya prisa me había dado que si no teníamos tele…..hagamos lo que hagamos siempre nos van a cuestionar!

    2. Respetoooooo! Para todas .También para Samantha, es su opinión. Si no nos gusta que nis cuestionen no hagamos lo mismo.

      • Exactamente, por eso no la he cuestionado, he dado mi opinión de lo que creo que ha pasado, de que la campaña de marketing brutal del libro la tiene que estar machacando, y si no le está machacando ole por ella, la admiro enormemente. Eso sí, si se expone al público lo que le puede ocurrir es que además de vender el libro la gente opine….esto es España. Creo que no has entendido bien mi post

    3. muy BUENO….Yo también vengo sacrificando la carrera laboral y profesional por la maternidad, pero estoy en ese punto que nada me queda claro…Me ha servido mucho leerte. Siempre me sirve. Gracias. Me encanta tu blog.

    4. ¡Cuanta razón escrita en estas líneas! No podría estar más de acuerdo, la forma en que la sociedad cuestiona todo y lo fácil que es luego dar la razón a toro pasado porque las cosas salen bien. Respecto al libro y lo dura que es la maternidad … bueno está claro que se va a beneficiar por escribir lo que el resto ya sabemos, pero claro, no es lo mismo si eres cara conocida que desconocida. Me quedo con la felicidad que me aporta y aporto a mi pequeña.
      Un abrazo!

    5. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, la gente habla por hablar y muchas veces ni se cuestiona el daño que puede hacer. Y es que quien conoce de verdad su situación, la de sus hijos y la de su pareja es la única que debe decidir sobre su vida, ¡faltaría más!

      En cuanto a Samanta… Opino que cuanto más se hable de ella más publicidad tendrá, que al fin y al cabo es lo que ella (o la editorial) quiere… Así que por mi parte no pienso sacar ese tema, porque tampoco me parece una persona relevante a la que haya que seguir a ciegas (y quien lo quiera hacer, pues que lo haga, allá cada uno con su vida).

      ¡Un besote guapa!

    6. Gran post si señor……. Qué complicado es todo verdad ? o quizás mejor lo hacemos complicado. Yo he llegado a una conclusión. La vida fluye y nos da posibilidades de hacer cosas y de ser….. a veces elegimos por que la sociedad marca unas pautas…… es cierto que muchas veces no sabemos lo que nos espera… pero todo tiene su parte buena. Así que he decidido que aunque la vida sea dura, voy a intentar quejarme lo menos posible de todo y encontrar la parte buena a todo lo que tengo por delante. Cada minuto de mi vida lo voy a llenar de positividad. Me encanta tu post. Felicidades

    7. Me das miedo cuando escribes, por qué sé antes de leerte que caeré en la palabra identificada de morros, siempre me pasa contigo! Es que puedo reescribir tu post , decir que es mio y a mis conocidos les encajaría perfectamente… Lo de Samantha paso de comentarlo y darle más publi, porque pienso como tú que es puro marketing… lo que me preocupa ahora es otra cosa… Ya estamos en el pueblo, ya tenemos la maternidad ideal que queriamos, incluso vamos a plantar tomates!!! Pero que podemos emprender nosotras desde aquí? Porque es algo que me da vueltas en la cabeza desde hace unos meses, y aunque tengo tres o cuatro ideas, estoy con las dudas y el estudio de mercado…. pero creo que tiene que haber aun algo mejor que aun no me he dado cuenta, y que pueda compaginar con esta nueva vida… o no?

    8. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la gente siempre esta cuestionando y opinando de todo y de todos sin saber la situación que vive cada persona. Creo que en general nos complicamos mucho la vida y que debíamos dejar fluir las cosas. Un beso.

    9. No conozco a Samantha, no veo televisión ni sigo ningún programa, la televisión no es relevante para mí de manera que poco sé o nada mejor dicho, de la persona a la que te refieres, si es que en realidad sale a través de ese medio.
      Respecto a lo que nos cuentas en esta entrada, la maternidad es un paso muy importante en la vida de una mujer, porque es definitivo y para siempre aun cuando los hijos sean mayores y ya hayan abandonado el nido. Cada una tiene sus propias circunstancias, mi hija nació cuando estaba a punto de cumplir 39 años y no me arrepiento ni un solo día de mi vida. Como ves, a diferencia del penalty, lo mío fue muy pensado…, pero a esa edad surgen otros inconvenientes…
      Estudiar, sí, es un sino que te persigue per secula seculorum, yo no hice una carrera, hice tres porque quise y porque cuando se es joven, posees todas las energías del mundo, de qué me han servido, de nada porque nunca ejercí ninguna de las tres y viviendo en mi país, tenía esperanza pero al haberme venido a España, se acabaron porque no intentes formalizar tus estudios, yo desistí, me cansé de pedir tanto papel… Así es que tal como tú te fuiste a un pueblo, yo no, vivo en Madrid pero como administro mi tiempo, porque soy mi propia jefa, mi hija ocupa todo el espacio necesario y una de las cosas que más agradezco a la vida, es poder disfrutar todos los días, a pesar de la edad que está pasando ahora mismo, de todas sus inquietudes y sueños. Eso sí, mi marido y yo, no descartamos irnos a la punta del cerro algún día.

    10. Has tratado un tema muy complejo y es complejo porque los seres humanos lo convertimos en complicaciones por “metiches”, imprudentes, sin tacto, sin respeto y así un largo etcétera.
      Nunca he comprendo ese afán que tiene la gente en cuestionar todo lo que hace el de al lado, sin mirar su propia vida que dudo mucho que se acerque a la perfección. Nunca, nunca tendrás contento a nadie por tanto lo mejor es que hagas de tu vida lo que te dé la regalada gana.
      Yo respeto mucho el tema de la maternidad, pero también veo muy injusto el linchamiento que hay contra las mujeres que no han tenido hijos. Parece que si no son madres no valen para nada y ese es un pensamiento muy arcaico.
      Por cierto debe de estar muy liada con mi trabajo pues no sé quien es Samantha yo tampoco. Un saludo.

      • Ahí te doy la razón. Tenía que haber una mención especial para las mujeres que no tienen hijo, porque esas si que tienen que ser dignas de admiración por aguantar lo que tienen que aguantar. Es increíble cómo todo el mundo sabe lo que tenemos que hacer o sentir y en cambio nosotros mismos no lo sabemos. Samantha pues ha publicado un libro sobre su maternidad buscándole la boca a mucha gente. Y si editorial ha conseguido la receta milagrosa para que se hable de él(da igual bien o mal). Y poco más que destacar….El apellido es villar…quizás ahora te suene

    11. Menudo tema y es que es mucho lo que se puede decir. Decidir lo que nos conviene es una decisión que sólo nos pertenece a nosotros, estar donde en realidad debemos estar en donde debemos estar feliz. El tema d3 la maternidad es un tema muy complejo, yo ahora mismo no me siento en la disposición de tener hijos, quiero y necesito que mis hijos estén cómodos.
      Saludos.

    12. Madre madre que debate has abierto alma of cántaro en este post y aquí tengo varias cosas de las que hablar: 1. Tienes razón en que en esta sociedad todo se cuestiona y mucho más aún a las mujeres (y lo peor es que somos nosotras quienes más nos apedreamos, no es tópico ni machismo, es la verdad)
      2. Si tú decidiste irte al pueblo para disfrutar de tu maternidad y vivir como te sale del mismo sólo puedo aplaudir tu decisión y que le den arroz a quien te cuestione, más aún habéis ganado en felicidad y calidad de vida, vuestra vida, todo sea dicho, así que ole por vosotros
      3. No he leído el post / libro de Samantha pero puedo llegar a entenderla, es decir, no para todas mujeres la maternidad es lo mismo, nos meten muchos cuentos en la cabeza y sólo aprendes cuando eres madre y equivocándote así que si ella ha dado su percepción de la maternidad y es esa, ¿por qué aporrearla? Quizás a ella le venga grande, quizás esté agobiada o quizás haya puesto palabras a sentimientos que otras se callan.. No sé, como te digo no he leído nada excepto los dimes y diretes de las rrss pero creo que es libre de opinar lo que sea, como todos los demás.
      4. Para mí ser madre es lo mejor del mundo y lo mejor que he hecho en la vida y nada de lo que pueda considerarse “sacrificio” por él hace que no merezca la pena ni un ápice. El amor que te da un hijo y el que te hace sentir no tiene comparación a nada y creo que hay que sentirlo pero tampoco imponer que nadie quiera sentirlo. Yo te hablo por mí y no quiero morirme pero si fuera por salvarle a él lo haría ahora mismo así que creo que poco más puedo decir.
      5. Respetemos a los demás como queremos que nos respeten a nosotros y si ella siente que ahora tiene menos calidad de vida por algo será, aunque no seamos capaces de entenderlo.
      Un besazo

      • Hola Vanesa! Gracias por ese pedazo de comentario chapeau! Sólo recalcar una cosa, yo no he criticado a Samantha en ningún momento. Sólo digo que si de verdad su maternidad es tan dura, la mía lo fue, así que la de ella seguramente siendo dos muchísimo más, este libro no ha venido nada más que a darle la puntilla. Aquí criticamos y criticamos, y que te critiquen en un momento tan duro en el que eres un mar de hormonas tiene que ser súper jorobado. Pero cada uno en su vida sacrifica unas cosas a cambio de otras. Ella ha decidido. Ahora que le sea leve.

    13. Este mundo está cargado de tantas etiquetas, hagas o no hagas las cosas siempre es negativo, la verdad tener un hijo es una bendición y si a pesar de tu juventud e inexperiencia sales adelante bien por ti, no necesitas demostrar al resto que no tienen razón, es demostrarte a ti misma y un hijo que lo has logrado por el y por ti, la verdad soy de las más duras defensoras de la idea de que la gente tiene que vivir y dejar vivir.

    14. Hola me ha gustado mucho el post aun que no puede opinar mucho sobre este tema ya que aun soy muy joven y no tengo hijos y todavía no es mi momento. Pero es algo mágico pienso y espero yo también poder experimentarlo. Un saludo!

    Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!