Por qué gritan los niños y cómo solucionarlo.

28

Aún a riesgo de volverme impopular diré que estaba a puntito de comprarme una bocina de esas que son como una trompeta con una pelota negra en un extremo. De las que aprietas y se oyen en 3 o 4 km a la redonda. Así cada vez que mis hijos gritaban daría un bocinazo para sacarlos del griterío. A ver si así creando una acción-reacción  dejaban de gritar por temor a perder el oído.

Luego me entró el conocimiento y se me pasó. Mayormente por dos motivos. Primero, no creo que hubiera funcionado, y segundo, es probable que ellos hubieran utilizado la misma técnica contra mí cada vez que grito. Y yo me hubiera sentido bastante frustrada e ignorada, vamos como se hubieran sentido ellos. Mejor olvidar el tema bocina.

Así comprendí, en parte, por qué gritan los niños. Y es, en parte, porque nosotros también gritamos. La mejor solución para que ellos no griten es dar ejemplo y no gritar nosotros. No gritar nunca.

Pero los míos además de gritar cuando se enfadan van más allá, imagino que como muchos otros. Gritan la mayor parte del tiempo, especialmente cuando juegan. A veces tengo la sensación de que no saben hablar sin chillar.

Pero ¿y por qué gritan jugando o cuando están contentos? Me imagino que en parte es porque los escolarizamos tan pequeñitos que aprenden a comunicarse a gritos entre ellos. Necesitan gritar para hacerse oír. También es una manera de expresar emociones, como pueden ser alegría o enfado.

En el cole del pueblo habrá unos 100 alumnos. Y es alucinante. Cuando salen al patio del colegio. Se les oye desde todo el pueblo. Yo estoy convencida de que a los vecinos de enfrente del colegio les tiemblan los cristales cuando toca patio.

Y tengo más que comprobado que cuando salen del cole y se juntan en el parque siguen con el mismo volumen sonoro. Esto en sí, no es un problema, son gritos de alegría y felicidad. Forma parte de nuestra cultura mediterránea. Los gritos son muestras de alegría. Aunque creo que me acostumbraría pronto a la cultura inglesa donde el ambiente es más silencioso.

¿Y como se evita que griten?

Con una bocina asustadora. Jeje es broma.

Como decía antes y es lógico, si no quieres que griten, los primeros que no debemos de gritar somos nosotros. Porque aunque pensemos que no gritamos lo hacemos. Reconocerlo es el primer paso para dejar de hacerlo. Dejando de gritar nosotros eliminamos más de la mitad de los gritos de los peques. Sobre todo cuando es por enfado o frustración, que realmente son los gritos que nos interesan eliminar.

Pero y ¿cómo se consigue que no se griten (tanto) cuando juegan entre ellos o cuando quieren contarnos algo y están excitados? Los gritos a veces son incluso perjudiciales para ellos.

Conozco casos de niños que tienen afonía de tanto gritar o que tienen nódulos en la garganta, y estos gritos sólo consiguen empeorar la situación.

En casos que es la salud la perjudicada como consecuencia de estos gritos, una solución es la de educar la voz. A través de logopedas mediante juegos y técnicas consiguen que los niños aprendan a modular su voz y no gritar.

¿y qué hacemos cuando un logopeda no es una opción?

Nosotros en casa utilizamos varios métodos.

  • No gritar y dar ejemplo.
  • Si gritan porque están enfadados, les decimos que no les oimos de lo que gritan. Que necesitamos que hablen despacio o no podremos entenderles. Aunque parezca increíble esta técnica funciona muy bien.
  • Por las noches cuando nos vamos a la cama practicamos el hablar en voz bajita, ya que tengo comprobado que realmente es que no saben. Podemos contarnos muchas cosas, la única regla es hacerlo hablando en voz bajita. Si alguno grita o se altera pierde el turno de palabra.
  • Cuando se chillan entre ellos préstamos atención al que no grita y no está chillando en ese momento. Ellos mismos se dan cuenta de que la manera de que les escuchemos es bajar el volumen, pero esta técnica funciona porque llevamos tiempo trabajando el evitar los gritos y han aprendido y que tienen que hablar sin gritar.
  • Cuando los niños hacen las cosas bien, a veces, se nos olvida reforzar la acción que realizan de manera correcta, y es en ese momento cuando más receptivos están a escucharte y a asimilar la información que les estás dando. Así que cuando vamos a un restaurante, tienda, cine o por ejemplo viajamos en coche y están relajados y hablan sin gritar siempre les recordamos lo bien que lo están haciendo.
  • Practicar técnicas de relajación también ayuda mucho a disminuir los gritos en casa.


Desde que hemos puesto empeño en cumplir estas técnicas los gritos en casa han disminuido y se están más tranquilos. Ellos son los primeros que lo disfrutan, así que seguiremos insistiendo.

¿Y vuestros hijos gritando? ¿ Que técnicas utilizáis para evitar los gritos?

28 Comentarios

  1. En mi casa es que tenemos un don: es felicitar por algo que hacen bien, y automáticamente se gafa. Qué cruz, oye!
    Genial el post!! Me apunto lo de que a gritos no se les entiende 🙂

  2. Cierto! La única forma de enseñarles a no comunicarse con gritos es no gritándoles, empezar a poner el ejemplo nosotros mismos. A mí me pasó que me lastimaba mucho q mi madre solo sabía comunicarse a gritos, hasta la fecha lo hace con mi padre. Me dolían sus gritos, y yo empecé a gritarle a Cronopio y,por suerte,he rectificado: solo por hoy no le grito a mi hijo. Claro q de vez en cuando se me escapa un grito pero con mi Churri hemos acordado señalarnos mutuamente cuando empezamos a gritar. Saludos!!

  3. Mi hija lleva una bocina de esas integrada en la garganta!
    Es un tema complicado de gestionar pero es cierto que conviene irlo trabajando y empezar por nosotros mismos.
    No sería la primera vez que me descubro gritándole a mi hija que deje de gritar… un sinsentido…. vamos
    De momento anoto alguno de los consejos que das y aún no aplicaba y me animo a seguir trabajando en ello.
    Un abrazo

  4. Buen post Clara. Lo de gritar (a no ser que sea por enfado y se acompañe de enrojecimiento exagerado) es bastante subjetivo, yo como buena andaluza hablo alto y bastante rápido (y encima mucho) mi marido dice que tiene la sensación de que grito todo el rato

  5. Lo del hablar bajito por la noche es algo que me parte de risa. Yo susurro y el mayor no se entera de nada. El habla alto además. En cambio mi hija de 2 años susurra mejor que yo! Entonces la que no se entera soy yo jajja.

  6. El pequeño grita muchísimo. EL problema es que mi marido tiene un volumen muy alto porque además tiene pérdida auditiva en un oído, así que es una locura. PEro sí, trato de hacer muchas de las pautas que indicas, algunas con mejor éxito que otras.VIvimos con estrés auditivo…

  7. He tomado muy buena nota de todo lo que has dicho y tus sabios consejos porque necesito mejorar y mucho en este tema. Mis hijos gritan mucho (sobretodo el mayor) porque yo grito y hablo muy alto. Empezaré por corregirme yo para ser un buen ejemplo. Gracias

  8. En casa tenemos suerte y no nos ha salido muy gritón… la verdad es que nosotros también somos de hablar flojito. Aunque si es verdad que cuando se juntan varios de la clase en el parque automáticamente el volumen sube, como bien dices será cosa de supervivencia y estarán acostumbrados desde pequeños en la guarde que al que está callado es al que menos atención se le presta. Tus consejos geniales! 😉

  9. Pues la verdad es que va un poco a ratos y depende del contexto. Lo mismo grita mogollón que me explica algo tan bajito que ni la oigo. Pero si, lo primero que debemos hacer es dar ejemplo y en eso a veces cojeamos mucho, al menos por aquí! jejejee

  10. Qué buen post!! Me encanta la idea de la bocina jajajaja
    Yo únicamente la chillo si corre peligro porque va a cruzar la calle o algo así y cuando le da por pegarme. Aunque es verdad que últimanete me funciona el decirle que si quiere algo me hable bien, sin gritar. A ver cuanto dura!! jajaja

  11. Cuando daba clase todos tenían un tono de voz bastante alto, a veces me volvían loca y siempre he pensado q aun no controlan demasiado.
    Les hablaba bajo e intentaba no superar nunca su tono. Y la verdad que así se tranquilizaban un poco y hablaban algo mas bajo. Aunque no siempre funcionaba jejeje

  12. A mi es que me molestan mucho los ruidos altos, así que en casa el volumen en general tiende a ser bajo. Con Paula he usado mucho eso de “o me hablas más despacio/bajo/sin llorar … o no te entiendo” y así que conseguido que me explique “tranquilamente” que le ocurre. Lo que tengo que aplicarme, y lo intento es no gritar (soltar una voz) cuando me enfado, así que las técnicas de relajación me las he de aplicar a mi misma.
    Saludos!

  13. Geniales consejos!!!

    En casa los seguidos y sobre todo dando ejemplo porque parece que no, pero los peques son esponjas y toman nota de todo, de todo!!!

    sí que lo noto con mis sobrinas, unas de ellas, que no sé por qué hablan a gritos y me ponen negra!! Y a pochotito también, y se lo digo y se lo vuelvo a decir y su madre y padre no hablan a voces así que no sé de dónde les saldrá!!!

    Lo que dices del cole, en el patio es normal jejej pero el mío cuando fue a la guardería, justo al último curso, me decía que gritaban mucho los niños y niñas de su clase! normal, acostumbrado a estar en casa casi siempre conmigo, lo notó mucho, pero luego me dijo que ya hablaban más bajo jejeej

    • Estos de nuestro cole parece que se han comido un altavoz. Se acaba La Paz en el pueblo a la hora del recreo. Sabes que hora es por el griterio. No sé porque será pero el que sale gritón es incontrolable jajja

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!