Monnesia: Las neuronas y el embarazo. No me puedo concentar.

13

Es un hecho tristemente comprobado en esta casa. Y que afecta al 100% de las embarazadas, es decir, a mí. Y ante hechos científicos tan evidentes como este, me toca explicar a que me refiero, antes de que mis neuronas me lo impidan.

En el embarazo no das pie con bola. Es así, y punto pelota.

Ni aunque lo intentes. Eso sí, si te quieres hacer la tonta,  te saldrá a las mil maravillas. Pero eso misteriosamente antes de estar embarazada también me pasaba. Misterios de la vida, o la excepción que confirma la regla, vete tu a saber.

El caso es que tengo el blog un poco abandonado. No es que no me venga la inspiración, tengo mil entradas empezadas, eso sí, solo con el título, esperando a que mi cerebro quiera, o pueda, pensar y desarrollar un tema.

Este es mi tercer embarazo,

y nunca había comprobado esta situación de manera tan evidente. Y eso que en los dos anteriores embarazos trabajaba en una oficina y mi trabajo era más bien de razonar y tener puestos los cinco sentidos. Supongo que saldría adelante. No lo sé. Porque no me acuerdo. Aunque broncas no me cayeron, así que no lo haría tan mal.

Supongo que ser profesional no está reñido con que te patine la única neurona que te queda. Eso sí, después del parto se cogieron todas una baja, y las muy jodias tardaron en volver.

Porque si durante el embarazo parece que te falta oxigeno en el cerebro y te es imposible concentrate, despues del parto la cosa se complica, y el no dormir no ayuda  mucho.

 Lo bueno es que al final vuelves a tu ser. Lo malo es si repites, que caes en picado. Y no te digo nada si tripites. Ahora me queda comprobar si después del tercer embarazo y parto las neuronas vuelven a su sitio, o si ya el cerebro les da la jubilación anticipada por el servicio prestado a lo largo de tantos años de trabajos forzosos. Eso os lo contaré más adelante (si me acuerdo de como se escribía).

De todos modos, el sentido común nunca nos abandona, y eso nos permite sobrevivir a nosotroa y lo que es más importante al resto de la prole.

Nos aumenta el sentido común y profesionalidad (en el mejor de los casos)a costa de las  neuronas. Y oye tampoco se vive mal. Tienes la sensación de ir cámara lenta, pero al final llegas y haces las cosas bien.

 Así que un hurra por nosotras las embarazadas que agonizamos neuronas.

Y esto no lo digo yo. Hay evidencias científicas que lo demuestran. ¿Que qué evidencias? pues mira no lo sé, se me ha olvidado, pero sé que lo leí en alguna parte, así que buscadlo en Google…¡que no! que es broma.

Falta_de_memoria_embarazo

Resulta que además de estar estudiado tiene hasta nombre. “Monnesia”

¿Y qué es la monnesia?

En el blog Maternidad fácil, nos lo cuentan, cito textualmente (que si no se me olvida):

 

La momnesia, también llamada amnesia gestacional o el Alzheimer de la lactancia, es una pérdida frecuente de memoria derivada del embarazo. El término momnesia viene de mom (mamá en inglés) y amnesia, y lo propuso la pediatra Tanya Altman.

Este trastorno es otra de esas cosas que no nos contamos y que, cuando te toca, crees que solo te pasa a ti, pero ¡ni mucho menos! Estas pérdidas de memoria afecta a entre un 50% y un 80% de las embarazadas, sobre a primerizas.

Ahí es nada, y dice que le ocurre sobre todo a primerizas. A mí se me ha debido complicar porque lo que  tengo ya “trimonamnesia” por reincidente. Que no patento el palabro porque no soy pediatra, que sí no llamaba a los de la RAE para que lo incluyeran.

Hay multitud de blogs que nos dan consejos para mejorar esta falta de concentración, yo no los he probado, porque concentrarme para hacer una lista de las cosas que tengo que hacer ya me cuesta muchísimo, y no me da la vida para más.

Intento no descuidar mi negocio y sobre todo a mis peques, sus cosas del cole, deberes, extraescolares, petición de material para el cole, reuniones con profesores, y esas cosas que tantas neuronas nos consumen, o al menos a mí, aunque no esté embarazada.

De momento no he perdido ningún hijo ni se me han olvidado en algún sitio. Aunque no lo descarto. Sobre todo intencionadamente en algún lugar seguro como en casa de los abuelos, y después echar la culpa a la “trimomamnesia”.

Pero curiosamente aunque no sea capaz de concentrarme, aunque se me olvide todo, aunque me tropiece por los rincones, o aunque haya días que no sepa para que me he levantado porque no he hecho nada productivo, mis peques siempre están en mi mente, y son y serán lo primero y último en lo que pienso cada día.

Ni la trimoamnesia puede con eso.

¿Alguna embarazada en la sala que esté pasando por lo mismo? ¿Os paso en vuestros embarazos?

 

13 Comentarios

  1. Aysss. Recuerdo que escribí sobre lo mismo al poco de nacer la tercera. En la lactancia se me acentuó todavía más. Fueron unos meses muy raros. Creo incluso que aún me perdura y va para dos años . Pero igual es como tu dices y se acumula

  2. […] Este año ando loca pensando de qué manera puedo sorprenderles con los regalos de Navidad. Y hablo en plural, porque me toca hacer varios regalos de Navidad para niños mayores de 6 años. Así que he hecho una selección de los regalos que a los niños de mi entorno de más de 6 años les pueden gustar. Entre mi hijo y mis sobrinos tengo 4 niños de primaria y un quebradero importante de cabeza este año que encima ando liada con mi monnesia particular. […]

  3. Nunca había escuchado el término “monnesia” al igual que tú no sabía que ese hecho tuviese una terminología específica
    Pero creo que el hecho de tener ya 2 hijos pequeños de los que encargarte y estar pendiente incentiva mucho más estás pérdidas de memorias, despiste o Alzheimer gestacional

  4. Ni idea que esto de estar despistada durantw el embarazo tenia su propio nombre.
    En mi caso si que tenia que apuntarme las cosas porque me olvidaba de todo y estaba bastante despistada. En el postparto lo achaqué más a la falta de sueño. Ahora parece que después de 21 meses estoy otra vez centrada.

  5. Reconozco que durante mi embarazo me paso bastante. En la lactancia no sabría decir porque coincidió con la baja maternal. Lo que no sé si deja secuelas porque de memoria cada vez peor. O será la edad?

  6. Fíjate tú que cosas más interesantes aprende uno, jamás había escuchado sobre este término y tampoco creo que mi mujer sufriera de esto, ella es de no acordarse de la cosas de normal y preguntarme lo mismo 30 veces, al principio si que me pensaba que se hacía la tonta pero con el tiempo me he dado cuenta de que no jajajaja.

  7. Yo más que torpe, con los embarazos me volví desmemoriada. Podía hacer muchas cosas sin problema pero como no apuntara algo, lo más tonto, se me olvidaba y no había manera de recordarlo 😛

  8. Jajaja me encanta! Aunque no seas pediatra, yo hablaría con la RAE, tienes evidencias científicas que te autorizan.
    En el embarazo del mayor lo noté, en el posparto creí que me incapacitaban por tonta, ¡qué mal lo pasé! En el embarazo de la segunda también me pasó, pero ya sabía lo que era y no me preocupaba tanto, y en el posparto lo mismo; ayudó mucho que ella dormía bastante bien y las neuronas que quedaban estaban más o menos bien…

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!