#MeEstoyHaciendoUnBlog, capítulo IX : El día que Twitter empezó a molar.

3

Siempre he usado Twitter, desde antes de tener blog, y era una influencer de las grandes (modo ironía OFF). En unos 7 años de uso de mi cuenta personal, he conseguido 153 seguidores. ¿Soy buena eh?. A pesar de mis datos, aunque pueda parecer lo contrario me gustaba y me gusta Twitter. Pero a modo de información y de alcahuetear todo lo que se cuece en el mundo.

No hay nada como seguir las cuentas afines a ti para informarte, y pasar un rato agradable móvil en mano mientras ves la tele. Nada como la Información sesgada es estado puro para alimentar el alma. Pero pocas veces interactuaba.

En mi vida personal soy más tímida. De hecho aún no he vencido el miedo a reconocer publicamnente la existencia del blog. Y eso que me he complicado la existencia con este post que se hizo bastante viral por mi zona, porque la gente que me conoce me ha pillado bien pillada y me ha reconocido en cada una de las palabras que suscribo en el post. Así que a lo que iba, mi cuenta personal no terminaba de despegar.

Pero con el blog todo ha cambiado. Desde el anonimato ( cada vez menor) me he sentido más libre para opinar. Mi autoestima se ha multiplicado y he considerado que mi opinión también merecía ser escuchada. Cuando tienes tu cuenta de 100 seguidores y lanzas una pregunta y no te responde nadie Twitter pierde todo parte de su encanto.

Ahora tengo entorno a 850 seguidores, no es gran cosa. Pero respeto a todos y cada uno de ellos. Y a los cerca de 650 que sigo. Siento que pertenezco a una comunidad virtual que te arropa y ahora al menos cuando lanzo pregunta obtengo no una, sino varias respuestas. Y ese es justo el momento que Twitter empieza a molar.

Pero además, a lo largo de estos meses de uso intenso de Twitter he sacado las siguientes conclusiones.

  • Siento debilidad por las cuentas de blogueros o negocios de pocos seguidores que me dan Follow. Se lo devuelvo a casi todos. Hace nada yo estaba igual y me gusta quererles como me gustaba que me quisieran.
  • Me enamoran los que tienen miles de seguidores y tienen blogs afines al mío y regalán follow a blogs como el mío. Tienen que ser buenas personas por obligación.
  • No me gustan las cuentas de miles de followers que interactúan contigo, saben de tu existencia perfectamente y te leen pero no te dan follow porque  sienten que están en otro nivel.
  • He dado a seguir cuentas y después les he quitado el follow. Lo confieso. Y no, no ha sido porque no me lo devuelvan. Ha sido directamente porque esa persona a la que he seguido después no me ha gustado.
  • Cuando empezamos todos seguimos cuentas con la esperanza de que después nos sigan. El que diga lo controrio miente. Lo bueno es que pronto se nos pasa, por suerte vemos que de poco sirve. Entiendo y no me incomoda la gente que lo hace.
  • Detesto las marcas, grandes empresas y bote que te siguen y dejan de seguir. Que alguien les recomiende otra técnica.

¿Que tal vuestra experiencia con twitter? Sois verdaderas máquinas de conseguir followers o por el contrario os conformáis con unos cientos como yo y les sacáis el máximo partido?

¿Hay algo que odiéis o que os enamore de Twitter?

3 Comentarios

  1. Has descrito totalmente mi experiencia en Twitter….solo que yo abrí mi cuenta cuando ya tenía el blog. Aún recuerdo los primeros 50 seguidores! Como costaron!!! Como me alegraba cuando veía que me seguía alguno de “los grandes”.
    Yo sigo “regalando”follows a esas cuentas que te siguen y cuando entras ves 5 tweets y doce seguidores. Aún recuerdo mis origenes!
    Y odio a esas que marcas que te siguen y dejan de seguir dos veces por semana. Dejarme en paz!!!!
    Cada día crezco un poco más…. y descubro gente maravillosa. Esa ha sido la gran sorpresa de Twitter. Eso no me lo esperaba!

  2. Yo admito que me gusta, lo he intentado usar, lo intento y lo intentare, pero ¡no tengo tiempo pa todo (blog, twitter, instagram,fb,… y el peque)! Y sí, tb soy de las timidas y que no saben que decir y x miedo a decir 1 chorrada, pues no digo na.

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!