Maldito alzheimer…

6

Tú, llegastes a nuestras vidas en silencio, por la puerta de atrás. Mientras celebrábamos la vida llegaste tú. Sigiloso, sin hacer ruido, a quedarte en la familia hasta el final. Sabeedor de que ibas a ganar. De que no podíamos vencerte. Sabias que ganarías la batalla y que no teníamos opciones. 

Aún así llegaste sin avisar, como una sombra. Y te instalaste en él. Tan lleno de vida, tan lleno de alegría, tan lleno de vitalidad. En pleno proceso de celebrar la vida en la familia llegó el desgarrador diagnóstico. Alzheimer. 

Miedo, incertidumbre, dolor….pero nadie pensó en rendirse. Todos decidieron luchar. Todos menos él…que poco a poco lo ibas consumiendo. Y mientras se celebraba la vida en esta familia, tú le ibas apagando. Primero su buen humor, después sus recuerdos, después su energía, después sus ganas de celebrar la vida…y finalmente su voz y le postraste en un sofá. Aún así él nunca se venció. Hacía un esfuerzo incomible todos los días, por salir a pasear, por apretarte la mano para saludarte, por comer…por vivir. Aunque no celebrará la vida él se agarraba a la vida. Y hay algo que nunca le arrebataste ni le podrás arrebatar. Su esencia. Hace unos días te lo llevaste. Nos lo arrebataste. Se cansó de luchar en una vida injusta, sin opciones. Acompañado de los suyos. Con su familia, como él siempre habría querido. Te lo llevaste. Pero maldito Alzheimer, te dejaste algo que nunca podrás arrebatarle. Su esencia. Todo lo que nos enseñó, todo lo que nos transmitió y todos y cada una de las sonrisas que nos regaló. Eso nunca podrás llevártelo. Eso nos pertenece a nosotros.

 Y ahora aunque duele, aunque le echamos de menos su esencia nos mantiene. 

Nos quedan bonitos recuerdos, una preciosa historia de superación personal y una profunda admiración por aquellos que le han cuidado hasta el final de sus días. Embarazada de la mediana llegó el diagnóstico y embarazada del pequeño llegó el final. Pero todos nos encargaremos de recordarles y explicarles a sus nietos quien fue su abuelo, y todo lo que aprendimos de esta historia. Ellos llevarán su esencia y parte de él siempre en sus corazones.

6 Comentarios

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!