Los 10 mejores consejos si tú hijo no duerme.

8

¿Se te han vuelto a olvidar las llaves del coche? ¿Y la semana pasada te plantaste toda chula en el médico a ponerle las vacunas sin llevarte la cartilla? ¿No te acuerdas de nada?, ¿ni de lo que ibas a comprar en el súper?, seguramente hasta ya hayas optado por hacer una foto con el móvil a las cosas importantes y ponértelo de fondo de pantalla para que no se te olviden. 

¿Qué te está pasando? ¿te ocurre algo en el cerebro?, ¿te diste algún golpe en el parto y tú ni te has enterado?. 

La respuesta como en el fondo ya sabes es no. No te pasa nada. Bueno nada, nada….no te pasaría nada si al no dormir se le puede llamar “no te pasa nada”.

 El no dormir durante un largo periodo de tiempo ya sea días, meses o incluso años(sí, he dicho años) hace estragos en nuestro organismo, y lo que es peor, en nuestro estado de ánimo. 

Lo importante es, que excepto casos excepcionales este estado de “empanamiento permanente” que sufrimos los padres con hijos de poco dormir es reversible. Así que no desesperéis…

¿Y que podemos hacer para llevarlo mejor? Y digo para llevarlo mejor porque si tuviera la clave para que los niños duerman del tirón no estaría escribiendo este blog, estaría firmando autógrafos.

Bueno vamos al lío, aquí os dejo los consejos que a mí me hubiera encantado escuchar una y otra vez durante los años ( sí años, he dicho años, lo podéis leer aquí) que estuve sin que mi hijo durmiera del tirón.

1. Asume la situación. Tu hijo no duerme. Y no es tu culpa. No lo estás haciendo mal. Nadie lo está haciendo mal y no es culpa de nadie. Que anoche se despertara a la media hora de acostarlo no es culpa de que tu marinovio decidiera ducharse justo en ese momento. El niño probablemte ni siquiera escuchó el ruido de la ducha. No es culpa de nadie. No busques más culpables. Tu hijo es de poco dormir y ya está. Unos niños comen mal y otros duermen mal. Si te ha tocado el pack completo lo siento mucho. Pero lo mejor es que cuanto antes aceptes la situación y la asimiles. Buscar culpables o la causa de por qué el peque no duerme lo único que hará es que pierdes los nervios todavía más. Claro está que me refiero a niños sanos, bien alimentados y sin ninguna dolencia que les impida conciliar el sueño. Niños que desde que nacieron están más tiempo despiertos que dormidos y perfectamente sanos.
2. Ten paciencia. El tiempo pasa, y pasa más rápido de lo que te imaginas. Sí, estás harta de oírlo. Hasta las mismísimas narices, todo el mundo te lo dice, disfruta ahora que es pequeño, que el tiempo pasa volando…¿Pero cómo narices vas a disfrutar si no pegas ojos? Si estás atacada, si no tienes tiempo de nada! Pero no te apures, el tiempo pasa y tu hijo ira madurando su sueño. No sabes cuando será, si en uno, dos, tres años o cuando sea. Pero repítete el punto uno. Es lo que hay, tu hijo es así y perder los nervios no te va a ayudar, ni a ti ni a él. Así que ten paciencia.

3. Relax. Intenta estar lo maximo posible relajada. Date un baño de agua caliente, salte a la terraza y lee un rato o túmbate en la cama a no hacer nada. No te sientas culpable por dedicarte unos minutos para ti. Tienes derecho a tener tiempo para ti. Relájate y respira. Alucinaras como influye tu estado de nervios en tu pequeño. Si tú no estás tranquila él no lo estará y así es imposible conciliar el sueño para cualquiera de los dos. 

4. Elige el método para dormir en el que más cómodos estéis los dos, como mejor descanséis y como más fácil para ti sea darle las tomas o el biberón. Si es en tu cama adelante. Haz lo que tú sientas que es mejor para el bebé y para ti, no escuches a nadie más que a ti misma y recuerda el punto 3, relax….si vas a estar más relajada con el bebé en tu cama, pues ya sabes lo que tienes que hacer. Con el mío notamos una mejoría increíble cuando empezó a dormir en nuestra cama. Ahora que ha crecido( y sí ha salido de nuestra cama y sin ningún trauma) y veo la necesidad de contacto que tiene cuando está asustado o para conciliar el sueño (si todavía requiere compañía para dormirse aunque sea en su cama) entiendo cómo se sentía solo en su cuna cuando nos empeñábamos en que durmiera allí. En cambio hay otros niños que quieren espacio y necesitan su cuna. No olvides que esa personita que tienes delante seguramente ya tenga sus preferencias para dormir. Y no, no os está cogiendo la medida, ni acostumbrándose a nada. Es una personita que sabe perfectamente lo que le hace sentir bien. No le subestiméis. Así que haz lo que crees que es mejor para el peque, no lo que los demás han decidido que es lo mejor. Si no lo tienes claro( yo tampoco lo tenía) prueba, descubre que es lo que necesita tu pequeñín, al fin y al cabo de eso trata ser mamá.

5. Delega. No pasa nada si no estás en todo lo relacionado con el bebé. El papá de la criatura seguro que lo hace igual de bien y lo más probable que este deseando colaborar. Si no toma pecho alternaros las tomas. Si está con el pecho siempre puede ayudarte él a cambiar el pañal tras la toma si es necesario y mientras tú puedes ir conciliando el sueño.

6. Pide ayuda. No te sientas mal por ello. No eres peor mamá  por pedir ayuda a algún familiar o algún amigo para tú poder descansar. Seguro que hay alguien deseando ayudar y pasar tiempo con tu hijo mientras descansa. Cuando te despiertes tendrás muchísima energía para brindarle a tu hijo tiempo de calidad.

7. Háblalo. No estás sola, y reuerda que no es tu culpa. Compártelo con tus amistades. Busca foros, grupos afines etc. Descubrirás que hay miles de padres en apuros sufriendo igual que tú. Es probable que te encuentres con gente que no te entienda o que te diga que las madres de ahora nos quejamos por todo. Huye de esos consejos. No te benefician, y el que te lo dice no sabe por lo que estás pasando. Así que no lo necesitas.

8. Consulta libros, hay muchos que te pueden ayudar. En función de tu manera de criar habrá libros que puedan ayudarte a mejorar el sueño de tu hijo. 

9. No tengas miedo a dormirle en brazos. Si tu salud y tu estado te permiten mantenerle en brazos para que concilie el sueño no tengas miedo. ¿Qué puede pasar? Que se acostumbre a ti? ¿A su mamá? ¿A tu olor? ¿Que cree un vínculo emocional contigo? ¿Menudo problemón no? a mi peque le gustaba dormirse en mis brazos. Luego yo me echaba en el sofá con él en brazos. Ponía un cojín para que no se cayera y así es como verdaderamente nos echábamos la siesta los dos y conseguía descansar algo.

10. Disfruta el momento, aunque no duermas, por que algún día todo esto lo echarás de menos. Y ese día llegara antes de lo que te imaginas. 

  

8 Comentarios

  1. Muy buena entrada!! Yo te puedo asegurar que pasa rápido, mi hija mayor tiene 14 añazos yaa! Y todo eso queda tan atrás… Así que al peque (17 meses) lo estoy aprovechando al máximo, y aunque ahora se pasa la vida en la teta, sé que dentro de nada lo echaré de menos, así que me lo tomo como un regalo que quiera estar tanto conmigo.

  2. Que alivio. El consejo uno me ha encantado después de 19 meses y oir a todos, el mio le enseñé a dormir o le acostumbré a que se durmiera a las 10 y siempre se duerme a las 10, pues oye me sentía fatal. Porque yo no sé como se le enseña a dormir a un niño. Probé de todo baños, música de Mozart. Sonidos de la naturaleza y durante un tiempo me funcionaba y se dormía a las 11 o 12 como muy tarde pero lo normal es que nos den las 3 de la mañana y la que esté dormida sea yo y él saltando encima mío.

    Ya empezaba a sentirme mala madre y culpable muy culpable. Como sino supiera ser madre por no “enseñarle a dormir”. Y claro si encima les dices que haces colecho te apuntan con el dedo y te dicen ese es el problema…. al año tiene que estar en su habitación y bal bla bla. Pero he encontrado la forma de hacerles rabiar. Sus hijos a las 7 de la mañana los despiertan y se cansan de madrugar tanto pudiendo dormir más pues oye el mio se acuesta tarde pero también se levanta tarde. A las 11 sino se ha despertado le despierto pero si le dejo o me despisto él se queda dormido hasta la hora de comer.
    Obviamente no le dejo porque sigo intentando que la menos se vaya a dormir a las 12pm como máximo. Pero de ilusiones se vive. Perdón por el tostón. Me ha encatado el post. Me ha subido el ánimo.

    • Cada madre sabe lo que es mejor para su hijo. Si tú hijo está sano y bien no te sientas culpable. Cada uno somos de una manera. Seguro que tus hijos de mayor es de los que no se irían a la cama y por la mañana no hay quien los levante….el mío será de los que no se van a la cama y al punto de la mañana ya están tocando los catapultes . Animo guapa! Y el colecho no es el problema, en mi caso es la solución.

  3. Te leo y me veo reflejada 100% . Mi hijo mayor ahora con 2 años ya no quiere ni oír hablar de meterse en nuestra cama y eso que nos decían que no saldría nunca de la nuestra…pero si no era imposible dormir.

    Ahora el pequeño solo se duerme conmigo y vuelta a oír lo mismo.si, yo estoy agotada pero sé cómo tú dices que pasa más rápido de lo que creemos así que yo aprovecho a estar todo lo pegadita a él que me deja 🙂

  4. Ay, yo lo he asumido. y lo nuestro nos ha costado, sobretodo cuando otras mamás te cuentan tan panchamente como los han metido en la cama a las 20 y se duermen sin problemas porque han hecho el metodo patatin o patatun.

    He dejado de sentirme culpable, seguimos con nuestra rutina, colecho de vez en cuando y sabiendo que la cosa es así.

    Un abrazo!

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!