La Laguna Negra y Castroviejo con niños. Soria.

9

Soria es mágica. No lo digo yo que al fin y al cabo no soy neutral. Lo dicen todos los que la visitan y se sorprenden con todo lo que la provincia nos ofrece.

A veces pasa que te dedicas a viajar  y nos olvidamos de visitar lo que tenemos al lado, ya que al fin y al cabo podemos ir en cualquier momento. El caso es que ese momento luego nunca llega…

Hemos recorrido montañas y montañitas con los peques, porteando, en sillitas y ahora ya andando. Así que no haber llevado a los peques a la Laguna Negra todavía me parecía imperdonable.

Sin esperar más, este 2017 hemos hecho nuestra primera salida montañera y hemos disfrutado de un entorno fantástico que está al ladito de nuestra casa.

¿Dónde hemos ido?

La visita ha transcurrido en la parte Norte de la provincia de Soria en el espacio natural de la Sierra de Urbión, en la comarca de Pinares, dentro de los términos municipales de Vinuesa, Covaleda y Duruelo de la Sierra. Hemos visitado la Laguna Negra y Castro Viejo.


¿Cuándo ?

La visita la hemos realizado el 2 de enero. La temperatura máxima del día fue 5 grados y la mínima de -5 grados. En el momento de la visita no encontramos nada de nieve, pero el hielo aparecía a menudo, de hecho la totalidad de la Laguna Negra estaba helada.

¿Qué se necesita?

Es suficiente con ropa técnica para el frío y calzado cómodo. La sensación térmica varía mucho en función de que el sol o la niebla hagan presencia. Nosotros por suerte tuvimos un día soleado y a pesar de la temperatura con un abrigo de travesía y algo para cuello o manos era más que suficiente.

subida_laguna

Consejos para la visita.

Como comentaba la presencia de sol va a marcar que nuestro paseo sea más o menos agradable, por lo que es recomendable hacer la visita en las horas centrales del día.  En el momento que se pone el sol el descenso de la temperatura es considerable. Nosotros visitamos la Laguna Negra por la mañana y Castroviejo por la tarde.

Primera parte de la visita: Laguna Negra.

La Laguna de origen glacial se encuentra en el término municipal de Vinuesa. Antes de llegar a Vinuesa hay un desvío para acceder a la Laguna Negra y al punto de nieve de Santa Inés. Desde esta Carretera sale una pista forestal rodeado por Pinos que nos llevará hasta el parking donde debemos de estacionar nuestro vehículo para acceder a la Laguna. Dependiendo de las condiciones meteorlogicas es posible que al acceso este cerrado por lo que es necesario asegurarse antes de ir del estado de las carreteras. En invierno la única manera de llegar a la Laguna es a pie, en verano hay autobuses disponibles. Pero en caso de no existir ningún condicionante que nos impida hacer el recorrido a pie, es recomendable no acceder en autobús, ya que la Carretera de acceso y posterior senda para llegar a la Laguna forman parte de su encanto. La distancia que se recorre es de 1800 metros con un desnivel de unos 250 metros. Es accesible para todo el mundo, ya que es un camino muy sencillo. No hace falta ser un montañero experimentado.

Mi hijo de 7 años lo hizo sin dificultad alguna. A la niña con 5 años se le hizo bastante cansado al final, pero llegó por su propio pie sin problemas.

laguna

Si vais con sillitas de bebé podréis realizar los primeros 1500 metros sin problema, ya que la pista forestal está asfaltada. Los últimos 300 metros tendréis que dejar los carritos y seguir a pie, por lo que es interesante que penséis algún método alternativo de porteo si vuestros peques aún no caminan.

El último tramo de escaleras, nos lleva a la mismísima orilla de la Laguna, y en cuanto la veáis entenderéis por qué la visita ha merecido la pena.

La vuelta al ser cuesta abajo es mucho más sencilla. Eso sí queréis volver, por que lo mágico del lugar hará que os queráis quedar bastante tiempo.

Fuente de la imagen www.sorianitelaimaginas.com
Fuente de la imagen www.sorianitelaimaginas.com
Donde comer

El hacer un pequeño picnic en la Laguna tiene su encanto, pero es probable que debido al frío o a que vayáis con niños agradezcáis un lugar cálido donde comer.

Nosotros comimos en Quintanarejo. Es un pueblo muy pequeñín, hay un pequeño desvío desde la carretera de vuelta a Vinuesa que nos lleva a este pequeño pueblo. Nada más entrar encontraréis el Balcón del Brezal. Si vais con niños a partir de 7-8 años os encantará la situacion, ya que si no hace frío podrán quedarse jugando en el exterior a la vez que los veis desde el propio restaurante. Los más chiquitines estarán de maravilla en el interior desde el principio ya que el personal es encantador.

La carta está especialidad en productos de la zona y carnes a la brasa. Si queréis probar un buen chuletón desde luego este es el sitio ideal. Si no su picadillo con cabrales os cautivará.

¿Y los niños que comen? Sin duda esta es una de las cosas que más me gustaron, ya que en este restaurante los niños son bien recibidos, y tienen un menú especialmente pensado para ellos, pudiendo elegir entre otros platos sopa, pero sopa de niños, de la de puntitos  y solo puntitos (la favorita de mis peques) ó macarrones con una salsa de tomate triturada súper sabrosa a precio muy asequible.

Los postres son caseros y buenísimos. Os recomiendo la tarta de queso, deliciosa.

Segunda parte de la visita. Castroviejo.

Desde Quintanerejo volvemos a Vinuesa, para dirigirnos a Castroviejo. Aquí cogemos dirección Duruelo. Atravesaremos Salduero y Covaleda, dos pueblos con mucho encanto. Durante todo el camino la carretera transcurre paralela a un río y rodeada de pinos. Antes de llegar a Duruelo veremos una pista forestal que nos llevará a Castroviejo. Desde aquí también puedes coger rumbo al Urbano y al nacimiento Del Río Duero. Nosotros está parte la dejamos para una próxima visita.

imagenes_castroviejo1_46dcb62d

Fuente de la inagen www.sorianitelaimaginas.com

En Castroviejo descubriréis unas rocas inmensas con unas formas espectaculares, fruto del erosión del viento, agua y nieve. Los amplios prados en los que se encuentran rodeados de árboles harán que te sientas como en un cuento de hadas. O al menos así nos sentimos nosotros corriendo y “escalando” por estas emblemáticas rocas sorianos. Un parque natural que harán las delicias de los más pequeños. Al final del entramado rocoso se encuentra un mirador con unas vistas increíbles, desde el cual los días claros se puede observar hasta el Pico Frentes situado en la ciudad de Soria.

castroviejo

Si realizas tu visita en invierno, como en nuestro caso, a las 18:30, cuando el sol se pone y las temperaturas bajo cero empiezan a asomar, podéis acercaros a Duruelo o Covaleda, pueblos encantadores y dar un paseo por sus calles.

¿Dónde dormir?

Nosotros hicimos noche en el Hotel Rural Camino de la Fuentona, situado en Cabrejas del Pinar, ya que al día siguiente aprovechamos para ver La Fuentona y Calatañazor. Cabrejas se encuentra en una ubicación privilegiada para visitar ambas zonas.

El hotel está regentado por una pareja encantadora, Oscar y Mónica. Junto a su hijo harán que tanto vosotros como vuestros hijos os sintáis como en casa. Aquí los niños también son bien recibidos, el hotel cuenta con pequeño un salón con tele y algunos juguetes para que los más pequeños se diviertan.

Si queréis también podéis cenar en el hotel. Tienen un menú muy asequible, donde os recomendamos probar las croquetas de chorizo con huevo frito y el solomillo de cerdo. Después de cenar es muy probable que tengáis necesidad de volver a dar un paseo para rebajar la cena.

No dudéis en pedirle a Oscar sugerencias de qué visitar durante vuestra estancia en el hotel. Os dará información precisa y muy útil para aprovechar vuestra visita al máximo.

Después de dormir aquí, lo más probable es que os vayais con pena y con ganas de volver….

Os dejo aquí información de interés si estais pensado en visitarnos:

Turismo de Soria.

Casa Rural Camino de la Fuentona.

 

9 Comentarios

  1. Plas plas plas! Pues te ha quedado genial vecina. Yo el de castroviejo ya lo tengo pero a la laguna hacía 11 años que no subía así que me tocará hacerlo que por fin pude subir!!!
    Doy fe de que en quintanarejo se come de maravilla. Y del hotel.. si lo recomiendo yo también, suena demasiado peloteo jajaja.

  2. Soria siempre es una gran opción, la gente lo desconoce y se quedan siempre maravillados.
    A mi la excursión a la Laguna Negra me encanta, es un MUST que hacemos siempre que vamos. Tengo tantas fotos de cuando era pequeña allí… Incluso recuerdo cuando te podías bañar en ella.

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!