El futuro (de los niños) de los pueblos.

8

He comenzado este post muchas veces, pero no termino de conseguir transmitir en él de una manera sencilla toda la información que me golpea en la cabeza. No quiero parecer pedante, y dar la sensación de que vivir en un pueblo es mejor. Todos tenemos más o menos claro que en el pueblo se vive muy bien, pero todos salimos, o salíamos, corriendo al finalizar un periodo estival a las ciudades. Sí, en el pueblo se vive bien, pero de vacaciones, es la colegiala que a muchos les falta añadir al final la frase cuando la sueltan en mitad de su oficina o en el bar del pueblo mientras te comes un torrezno ( eso sí, de Soria).

A todos nos gusta el pueblo, pero salimos por patas de aquí a la menor oportunidad. Otros cansados de no encontrar su sitio, cansados de dar tumbos, volvemos con las orejas gachas, besando el suelo que un día dejamos. Salír nos brindó la oportunidad de conocer, soñar, sentir, y en mi caso madurar. Pero sobre todo nos dio la oportunidad de conocer el campo y la ciudad. Y saber que nos gusta más.

Aún recuerdo el día que dije que nos marchábamos de Madrid al pueblo. La cara de consternación de muchas personas, y 

8 Comentarios

  1. Yo he vivido siempre en un pueblo grande, dentro de lo que es un pueblo grande de Castilla y León claro, pero un pueblo en el que había de todo, y eran los chicos de los pueblos de alrededor los que tenían que venir al mío al instituto, a hacer la compra… esas cosas y siempre he sido de esa opinión de que en los pueblos -pequeños- se vive muy bien pero de vacaciones.

    Creo que eso va en nuestra manera de vivir, cada uno decide dónde vive mejor, habrá gente encantada en su pueblo de pocos habitantes y habrá quién sea feliz viviendo en el centro de Madrid y todo es respetable.

    Es cierto que la vida en los pueblos es genial, por la libertad, por las fiestas, eso de regresar a San Juanes me ha llegado jaja (viví un tiempo por allí 😉 ) pero hay otras cosas que te faltan. Yo creo que cada uno tiene que elegir dónde puede ser más feliz.

    Yo vivo en un pueblo y de verdad que no lo cambio por vivir en una ciudad, llegado el momento eso fue lo que decidí y me parece la mejor opción (para mí) eso sí, un pueblo pegadito a la ciudad.

    • Lo has dicho muy bien, se trata de que cada familia debe saber lo que le conviene, y los demás no somos nadie para cuestionarlas. Aquí faltan muchas cosas, pero si vuelvo a mi infancia y pienso, ni mis mejores recuerdos, ni mis peores recuerdos tienen que ver con las cosas que aquí puedan faltar. Así que entiendo que a mi hijos no tienen porque marcarles el día de mañana. Son maneras de vivir. Dignas y respetables. Pero aunque parezca mentira hay gente que piensa que no es así, y probablemente sea porque nunca ha vivido en un pueblo….

  2. Muy valiente, yo x ahora me conformo con pasar 2 o 3 meses en el pueblo de mi marido, apenas vive gente en el, aunque en verano se está genial, sigue sin haber mucha gente, pero disfrutamos de la casa y de la familia y además mi pueblo, que es bastante más grande esta a solo 7 km.
    Vivimos en una ciudad pequeña (de esas en que la gente emigra a la gran ciudad ) Nos gusta y hay mucha naturaleza, además tenemos cerca el pueblo, vamos cada poco (en invierno al mio) y como bien dices hay que pensar en el presente, el futuro ya llegará y cada uno tomará su camino, no por vivir en una ciudad grande se tienen más posibilidades

  3. Yo vivo en un pueblo, gandecillo pero un pueblo. Viví y estudié en la ciudad y volví. Yo creo que sería feliz incluso en un pueblo más pequeño. Está claro que cada familia tiene unas necesidades pero yo aunque a veces pueda echar de menos algo puedo vivir sin ello, como mis hijos y salir a la ciudad o al centro comercial es como algo super guay .

  4. Se ha quedado cortada el final de la entrada…
    Vivir en el pueblo tiene sus ventajas frente a la ciudad, pero de vez en cuando dan ganas de volver y mezclar te con la gente anónima…

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!