Experimento: comprobamos por qué son tan importantes los productos biodegradables.

1

Creo que si nos paráramos a pensar el tiempo que tardan en degradarse algunos productos en la naturaleza nos echaríamos las manos a la cabeza. Sí, nos lo cuentan, nos lo dicen en las noticias, lo escuchamos por encima, pero…no hacemos nada!

Seguimos celebrando fiestas en la que los vasos desechables son de plástico y luego ni siquiera los reciclamos. Un vaso de plástico tarda en desecharse entre 100 y 1000 años, por no hablar de la contaminación que produce su fabricación, así como la presencia de sustancias tóxicas, como el Bisfenol A (BPA). Así que en esta casa hace tiempo que le declaramos la guerra al plástico y utilizamos bambú. En la actualidad se pueden comprar cuberterías y menaje completo de bambú para cualquier celebración o evento con la diferencia que este tarda bastante menos en biodegradarse. Tarda tres días en descomponerse en una pila orgánica, 14 en agua y 90 en el medio natural.

El Bambú es una planta originaria de Asia que crece muy rápido y no es necesario utilizar plaguicidas ni fertilizantes para cultivarla. Aunque hay que estar atentos, no todo el bambú es ecológico ni sostenible. Por eso antes de comprar cualquier producto realizado con bambú debes de asegurarte de que cumple las características necesarias para poder considerarse ecológico.

Por eso cuando hace unos días desde Un chachito de mí se pusieron en contacto conmigo para decirme que había sido seleccionada para probar los productos de Naturbrush daba palmas con las orejas.

Naturbrush es una pedazo empresa Española, que fabrica cepillos de dientes con productos naturales. Concretamente con bambú ecológico y nailon bio. Sus productos son 100% naturales.

 

Segun nos cuentan desde Un cachito de mi, la vida útil de un cepillo de dientes es de 3 meses utilizándolo una frecuencia de 3 veces al día. Una familia de 4 miembros en teoría debería gastar 16 cepillos al año. ¿Os imagináis lo que supone esto para el medio ambiente si compramos cepillos de plástico?

y como no hay nada mejor para concienciar a nuestros pequeños que verlo con nuestros propios ojos, he guardado los cepillos de dientes, tal y como nos aconsejan los chicos de un cachito de mí, que hasta ahora veníamos utilizando (los de plástico), y cuando desechemos los de bambú (Tras haber comprado otros) los enterraremos en una maceta. Los de plástico y los de bambú. Quiero que mis hijos vean de primera mano las consecuencias del uso indiscriminado de plásticos y como un pequeño gesto puede hacer mucho. Estoy segura que tras esta experiencia ellos tomaran conciencia de lo que significa y según vayan creciendo irán tomando decisiones enfocadas a cuidar el planeta.

Os iré enseñando fotos del proceso, que aunque se degradan rápido no es de hoy para mañana. Iré editando el post con las fotografías.

¿Vosotros realizáis en casa este tipo de experimentos?

1 Comentario

  1. Nosotros utilizamos este tipo de cepillos. Los descubrimos hace unas semanas 🙂

    Me ha encantado la idea de experimento que propones. ¡Me lo apunto!

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!