Exin castillos

7

Soria, noviembre y lluvia. Resultado un frío que hasta el grajo vuela bajo. Pero refranes a parte, los que tenemos hijos tenemos un problema añadido. ¿Qué hacer? Sí, aquí en los pueblos los niños son de estar en la calle todo el día. Y tal y cómo están los días, lo de salir a pisar charcos con la bici cómo en verano los días de tormenta pues como que no. Así que aquí mis dos criaturas, el otro día que llovió estaban más aburridas que una mona. En un momento de locura transitoria le dije al mayor que porqué no invitaba a algún amigo a casa. Y así fue, a los 5 minutos tenía no a uno, si no a dos niños llamando al timbre. Ya sabéis aquí en los pueblos no hay distancia.

El primer plan que eligieron para hacer la tarde más amena,  fue ponerse a jugar a los Playmobil, les duró bastante poco, a los diez minutos se aburrian. Segundo plan, pintar, aquí contra todo pronóstico aguantaron un poco más, unos quince minutos. Así que enseguida empezó el coro de ¡queremos salir al jardín!, pues mira chicos va a ser que no qué sigue diluviando.

 A mi marido entonces se le  encendió la bombilla y rebuscando entre cajas en la buhardilla sacó un Exin Castillos de cuando él era pequeño. 

  
Al pobre la emoción por su descubrimiento le duró poco, los chicos le miraron como si fuera un bicho raro, con su bolsa roída llena de fichas que la hacía sonar como una maraca. Pasado el estupor del principio y las caras de ¿pero este tío qué hace? Sólo la benjamina del grupo que para eso es la niña de papá, se animo montar el castillo. Cómo platos se les quedaron los ojos a los mayores cuando vieron lo que la peque había construido en apenas cinco minutos. Una pared larga y bajita, pero para ellos “alucinante”. Así qué como moscas a la miel acudieron a despojar a la peque de semejante maravilla y….¡mano de santo! Los 4 fieras entretenidos casi una hora y media montando una fortaleza. Los 4 fieras y el padre claro, que tenía que dirigir la orquesta que el Exin Castillos es suyo y si no se lo lleva….

  
No les quedó nada mal, la verdad. Ninguno de ellos tenían un juego de este tipo. De Lego sí, me consta que tienen todos, pero la libertad de crear castillos a tal velocidad no la tienen  los legos, al menos cuando tienes entre 4 y 7 años.

  
A uno de ellos se le ha ocurrido la genial idea de pedirlo para Reyes y por supuesto el resto también lo quiere. ¿Buena idea verdad?  Pues no, más que nada por que por lo que he podido descubrir este juego no se vende desde los años 90. Sólo se encuentra  en páginas de segunda mano o como piezas de coleccionista, o en Amazon pero utilizado, y el precio es para echarse a temblar. 

He intentado encontrar alternativas al jueguecito en cuestión, y he encontrado la marca Castillos-Gecco. La verdad que parece muy similar a Exin Castillos, pero desconozco su calidad y el precio creo que es elevado. Y digo elevado porque depende de lo que cundan y la calidad de las piezas que incluye la caja que ronda los 79,00€.

Hay un kit de inicio por 29€ que tiene mejor pinta, pero me resulta soso teniendo en cuenta que ya tenemos muchas fichas del Exin Castillos y este no lo complementaria mucho.

Así que si alguien conoce la marca Gecco y me puede decir que tal es o conoce alguna alternativa más estaría eternamente agradecida. 

Guardar

7 Comentarios

  1. Ostras como mola,no? Qué pena que ahora sea de coleccionistas y sea tan caro. Se me había olvidado por completo, yo no lo tuve pero jugaba con el de mis primos,que tenían de todo.
    Lo de que llamen a amigos y aparezcan varios… te aviso de que también aparecen niños que no conoces alguna vez jajaj.

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!