¿Embarazo y parto viviendo en un pueblo?

13

Un embarazo en un pueblo chiquitito es, pues como en todos los sitios. 9 meses en el mejor de los casos y al hospital en el momento del parto.

¿Hospital? ¿Alguien ha dicho hospital? ¡Pero si aquí no hay hospital!

Hombre alguno cerca habrá….pues cerca, cerca, lo que se dice cerca….¡tenemos 90 km al hospital más cercano!

Así que en este pueblo el día que los bebés deciden asomarse al mundo comienza una loca carrera de 90 km para poder ser atendido por los expertos en la materia. Los más afortunados van en coche, y las hay, que les ha tocado ir en ambulancia. Eso es ponerle ganas a la vida para nacer ¿no os parece?


Decir que ademas, el hospital al que pertenecemos no tiene UVI para recién nacidos, así que para mejorar la cosa (léase con ironía) en caso de problemas con el parto existe la posibilidad de que trasladen al bebé a otro hospital a unos 150 km (esto es a 240 km de donde vivimos) y sí, esto es la España Rural. 

Pero que no cunda el pánico. Que aquí en la provincia nacen niños a diario (bueno, o casi todos los días, o bueno, todas las semanas) y  todos suelen hacerlo en el hospital.

No recuerdo ningun caso de  bebé últimamente que haya nacido de camino al hospital. De hecho el último niño en nacer en casa que yo conozco rondará ahora los 40 años. Así que por lo que se ve todas llegamos en el momento adecuado al hospital. Aunque sí es muy frecuente que hagamos unos cuantos kilómetros de más por falsas alarmas.

 A la más mínima duda y teniendo en cuenta el viaje tan maravilloso que nos queda al hospital apostamos por salir corriendo. Una vez en el hospital, si la cosa no está de parto te mandan a casa (otros 90 km de vuelta). Si dudan, te mandan a darte un paseo por la zona para volver a explorarte más tarde, y si la cosa parece que está a punto de caramelo y le pones carita de pena al médico suelen dejar que te quedes en el hospital.

Lo “bueno” es que nos conocemos de memoria la carretera, porque para las visitas al ginecólogo, ecografías, pruebas del azúcar y diversas pruebas que tengan que realizarte te toca ir al hospital.


En el Pueblo solo hay servicio de matrona, una vez cada 15 días, y es ella quién atiende de primera mano a las embarazadas y les va dando todas las pautas necesarias.

Ahora que estoy embarazada de mi tercer hijo estoy conociendo de primera mano esta realidad. Los dos mayores nacieron en Madrid, y este pequeñín es el que va a ser Soriano. Aunque bueno, como me ha gustado tanto esto de hacer kilómetros por el embarazo, he decidido que ya que me pongo voy a hacer unos cuantos más, y es que al tener seguro médico voy a ir por lo privado.

¿Qué dónde está el hospital más cercano para ir por lo privado? A 170 km. Exacto, el día que me ponga de parto tendré que hacer 170 km. Así que aquí estoy, rezando para que sea inducido como me pasó con los dos mayores, y ahorrarme el viaje más frenético de mi vida.

¡Deseadme suerte que estoy muy looooca!

13 Comentarios

  1. Madre mía, 170km… yo de la pequeña no habría llegado, ni saliendo tan pronto como empecé de contracciones, no llegaría ni a mitad de camino. A tu favor tienes que los partos de terceros dicen que suelen ser más largos 😉

  2. ¡¡Pero qué leo!! Sí que lo tienes complicado. Yo no voy a asustarte pero te digo que los terceros no es que tengan el camino hecho, es que llevan gps, radar e indicaciones para no tomar atascos… Mi niña dijo aquí estoy yo y después de mi cena a las 9 menos 20 en la habitación la tenía fuera a las 9 y 25…. xD
    Pero bueno, confiemos en que tengas la experiencia similar a los anteriores.
    La verdad es que hay cosas que no puedes “controlar” mucho pero sí prever.
    Ánimo!! verás que todo va muy bien. Para el camino música relajante en el coche 🙂

  3. Y no te convendria irte a casa de los tuyos en Madrid unas semanas antes? Es q eso de recorrer 180 km con una falsa alarma, esta fuerte. No solo el tiempo, la tension, ademas, suma la gasolina

    (Y seguro ya estas escuchando a aquellos que te decían qie mudarte al pueblo era una locura… ya los estoy oyendo decirte… te lo dije)

    Abrazo!

    • Bueno, aquí hacemos esos kilometros sin ningún remordimiento para ir al cine, a cenar o comprar ropa. A cambio entre semana no movemos el coche para nada. Así que el ahorro de tiempo y gasolina en ese sentido es bestial. Trabajo y vivo aquí. Y lo que es más importante. Mis hijos viven aquí. Aún más importante, cuando yo nací hace más de 30 años mis padres vivían aquí, y llegaron al hospital y yo nací allí. No existen los del “te lo dije”, ven los felices que son mis hijos aquí y les es suficiente. Así que no. No iré a casa de nadie cuando esté a punto de salir de cuentas. Iré al hospital cuando me ponga de parto como todas las mamis que viven aquí y tienen peques. Y si el viaje es para nada aprovecharé para hacer las compritas que me queden. Ya te digo que estoy muy loca

    • Todos es mentalizarse. Igual que allí vemos normal meterte media hora diaria para ir a trabajar (en el mejor de los casos) aquí vemos normal coger el coche para ir al médico, al dentista o al cine. Son maneras de vivir. Cada una con sus ventajas y desventajas….

  4. Me dejas de piedra!! No sé si sería madre tan lejos de un hospital!! Llámame loca pero en mi embarazo estaba al lado del hospital, y tuve un parto súper rápido, y ahora que me he ido a vivir a Alcalá, 33 km del hospital, si tengo otro, a la primera de cambio saldré pitando al hospital!!! jajajaja Si eso pondré cara de pena para que no me manden a casa pero ya tengo la experciencia de otra mamá que ha ido al mismo hospital estando más lejos que yo!!

    Eres una campeona y llegarás seguro!!

    • Yo tengo la ventaja de ser partos largos (hasta ahora). Aquí se vive de diferente manera la distancia, están acostumbrados a que se así y la verdad que siempre va bien…se oye más casos de nacimiento en el metro de Madrid que aquí….claro que en mi pueblo nacen como mucho 1 niños al año

  5. Naaah! Nosotros vivimos en un pueblo precioso de la Alcarria de Guadalajara. El hospital más cercano esta a 60km.
    La primera vez que fui al hospital cuando estaba de parto nos mandaron a casa (120, 60km ida y vuelta).
    Me dije que cuando volviera me ingresarian y no me volverían a mandar a casa.
    Salimos de casa a las 5, mi marido recuerda ese viaje interminable porque lo único que le decía era que condujera con cuidado que no quería dar a luz en la cuneta. Imagínalo con contracciones cada 2 minutos y estando ya de 6 dignisimos centímetros.
    Ahora al recordarlo siempre nos reímos. Asique tranquilaaaa!
    Llegarás con tiempo.
    Ya no nacen niños en cunetas

    • Ayyy que bien leerte! No por tu experiencia, que vaya nervios, si no por lo de que ya no nacen iños en la cuneta 🙂
      Fuisteis muy valientes, y todo salió bien. A ver si dentro de unos meses puedo decir lo mismo…
      Gracias por contar tu experiencia 🙂

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!