Diferencias entre cumpleaños de pueblo y de ciudad.

0

 

Si de algo me alegro de vivir en un pueblo es de no tener que volver a pisar una fiesta de cumpleaños en la ciudad. Allí es horroroso. Los dos años que mi hijo estuvo escolarizado recuerdo con pavor los cumpleaños.

Para empezar allí a un cumpleaños no va toda la clase, básicamente porque son 27, más algún primo, hermanito y vecinos de urbanización, y a 10€ por niño de media que te cuesta la bromita se te dispara el presupuesto. Así que hay que cortar por algún sitio. Entiendo que cuando los niños son más mayores ellos mismos eligen su lista de invitados. Cuando son pequeños,  los padres tenemos dos opciones, o nos liamos la manta a la cabeza e invitamos a toda la clase o hacemos nosotros mismos la lista de invitados. Así que normalmente los padres nos pasamos un mes interrogando a nuestros hijos sobre quien son sus mejores amigos, y te pueden decir dos listas de amigos completamente diferentes en el intervalo de 5 minutos. Yo acababa invitando a toda la clase. Llamadme loca, pero no soy capaz de ser yo la que decida, tú sí y tú no, no sirvo, ni quiero. Serán niños pequeños, pero quedarse excluidos de una fiesta de cumpleaños, con solo 4 años sin entender el motivo por el que no les invitan me parece muy cruel. El resultado, es que al final tu hijo tenía más vida social que nosotros sus sufridos padres y acababas invitado a 2-3 cumpleaños por mes….

El tema celebración merecería, más que un post aparte,¡un libro!. Alucinada estoy de algunos tipos de fiestas de cumpleaños, por ejemplo aquellas que son solo para niñas (sí, he dicho sólo niñas) de 4 años en un spa. ¿Qué se supone que estamos haciendo con la educación de nuestros hijos?. ¿Acaso no tienen derecho a ser niños y a jugar a cosas de niños?, ¿De verdad tienen que ir a un spa por ser niñas? ¿En serio hay que excluir a los niños de este tipo de celebraciones?. Si empiezo a plantearme según qué cosas, tengo que dejar de escribir y salir a la calle a que me de el aire. Pero os diré que esto es verídico y se dio en el cole cuando mi hijo iba a la clase de 4 años. Todas las féminas de la clase se fueron a un Spa a celebrar el cumpleaños de otra compañera (Sí, con 4 años).

He de decir que esto es, o al menos era hace un par de años un hecho aislado. Lo que de verdad triunfaban eran los parques de bolas. 15 niños híperazucarados a base de refrescos sin cafeína. Tirándose bolas como si no hubiera un mañana, saltando por toboganes acolchados durante dos horas, haciendo una sola pausa para merendar una bandeja con medio sandwhich de pan duro, 4 bolas sabor queso, un puñado de gusanitos y 3 patatas fritas sin sabor. Y digo dos horas, porque en cuanto se pasan las dos horas que has contratado todos a la calle. Te ves en el mes de enero, con tu monstruito que echa azúcar hasta por las orejas, sudando como un pollo, sin querer ponerse el abrigo ni calzarse, porque ya no distingue lo que es zona de toboganes del parking donde has aparcado, y un cono de chucherías por si de camino a casa le da un bajón de azúcar y tienes que darle un chute de urgencia……

Cumpleaños de Ciudad
Cumpleaños de Ciudad

En el pueblo es diferente, no tienes que estresarte por la lista de cumpleaños, al cumple va toda la clase, y los de un año más y los de un año menos, y sus hermanos, y los hijos de los amigos de los padres (los vecinos no hace falta contarlos, porqueé seguramente ya están incluidos en algún grupo anterior) y ya de paso todos los que te encuentras de camino a la fiesta de cumpleaños porque tus hijos suelen ir vociferando que es su cumple y que se vengan. Así que no tienes que romperte la cabeza haciendo listas de cumpleaños,al final va a venir medio pueblo al cumpleaños.

La celebración puede ser en algún bar del pueblo con suficiente espacio para que los niños no se estampen con las paredes, en casa si tienes jardín o patio, en la piscina (aquí ya directamente vienen todos los niños de la piscina) o en algún merendero.

La merienda es como las de toda la vida, sándwich, patatas, gusanitos, aceitunas, tortilla de patata, y según van cogiendo una edad se incluyen ya las pizzas (las de Tarradellas, que no tenemos pizzería). Y en platos comunes, aquí el que quiera que lo coja del plato, y si alguien no puede comer de algo, se avisa y se busca algo que pueda merendar. Los” platos combinados individuales” a los pueblos no han llegado todavía.  Da igual la cantidad que hagas (normalmente como si fuera a venir un ejército a merendar), va a sobrar todo. No tienen tiempo para merendar, con el grito de a merendar, se acercan a la mesa a regañadientes, comen algo  y salen pitando a jugar. En estos cumples no hay horario, no hay prisas, tampoco tenemos toboganes acolchados, ni spas para niñas….pero no nos hace falta, lo que tenemos son  los niños que se juntan todas las tardes en el parque, pero esta vez de cumpleaños, que mola más.

¿La cuenta? Mucho más barato que el parque de bolas de dos horas para 10 niños de la gran ciudad…..

 

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!