Concienciando a los peques de los lugares que visitamos. 

13

Cuando caes por primera vez en una ciudad con niños corres el riesgo de que ue al cabo del tiempo no se acuerden ni de que han pasado por allí. Al menos los míos. Y al menos así era yo de pequeña. Por suerte mis padres me han llevado a infinidad de sitios. Pero cuando visitas muchos sitios en poco tiempo al final acabas con tal sobredosis de estímulos e información que hacen que no proceses todo lo que ves.

Tengo comprobado que la manera de acordarme de muchos de los sitios que he visitado de niña es a través de acontecimientos que han pasado.

En mi casa es común…”si hombre si, no te acuerdas en la exposición aquella que habia un indio y tú primo….pues claro, eso era tal sitio…”

Y así recuerdo y a veces alucino con recuerdos de sitios que no recordaba de ellos poco más que el nombre.

Por eso cuando estamos en los sitios con los peques procuramos siempre realizar algo que les genere un recuerdo que el día de mañana con oír el nombre de la ciudad les traslade al sitio en el que han estado.

En algunos es muy sencillo. El día que visitamos la Laguna de Gallocanta con la visita en sí, tuvieron una experiencia única para recordar el lugar. Pero tras el último viaje, en el que hemos visitado en apenas 48 horas Bilbao, Vitoria y alrededores de los dos sitios, incluida la playa, generarles un recuerdo que les ayude a comprender donde han estado y vincular sus recuerdos con un lugar determinado se hacía complejo.


Así que en Bilbao se nos ocurrió visitar con ellos el Museo Marítimo de la Ría de Bilbao. Quizás pensaréis que el Guggenheim hubiera sido más significativo, pero creo que no hubieran sabido valorarlo igual. Bilbao es más que este museo. Es una ciudad marcada por su Ría, su comercio alrededor de la ría y su industria. Es una ciudad con una historia marcada por su Ría. ¿Qué mejor que visitar el museo donde nos cuenta su historia marítima? Una visita totalmente recomendable. Piratas, corsarios y aventuras a tutiplén desde el comienzo de su historia hasta hoy.


Ayudó y mucho a situar y concienciar a los peques de qué estábamos visitando. Y a mirar Bilbao con otros ojos, ojos de curiosidad e interés por conocer y descubrir más de esta histórica ciudad.  Estoy segura que esto les ayudará a que el día de mañana no mezclen sus recuerdos, con por ejemplo San Sebastián, que aunque no tienen nada que ver, también hace relativamente poco que lo visitamos .


Este museo es un lugar, que probablemente, si hubiéramos ido sin niños no hubiéramos realizado, pero amoldar el viaje a las exigencias de los niños se hace fundamental para que ellos sean conscientes, al menos parte del por qué están allí.

Con Vitoria nos ha pasado parecido. Hemos buscado algo que hiciera significativo para los peques la visita. Y hemos visitado las obras de rehabilitación de la Catedral de Santa María. Desde sus cimientos a sus murallas. Con casco ( que les resultó muy divertido) y aprendiendo la historia de Gasteiz.

 
De esta manera se han situado en la historia, ha ayudado a comprender el por qué de la importancia de las Murallas defensivas de la ciudad o el por qué de sus construcciones.

Al organizar los viajes de este modo, nosotros también estamos aprendiendo muchísimo y de manera diferente. Ayudarles a afianzar sus recuerdos también afianza los nuestros.

¿Vosotros también organizáis las visitas a nuevos lugares planteando un punto de partida que ayude a los peques a entender el por qué de esa visita? ¿Tenéis algún método para crear el interés de los más pequeños por el sitio que visitan? Estaré encantada de conocerlas!

13 Comentarios

  1. ¡que pasada! nosotras somos también de hacer visitas culturales y intentar tener experiencias cuando viajamos, mira de las últimas vacaciones en la playa, casi dos semanas vaya, lo que más recuerda es una feria y que se subió a una colchoneta de patrulla canina! Al final también luego les marca lo que les marca 🙂

  2. Me ha gustad mucho la idea de buscar algo que les genere un recuerdo de ese sitio que visitan. Es verdad que ahora se viaja mucho más que antes y pueden tener tal estimulación que no sepan donde han estado.
    A mi me parece sorprendente como mi hija recuerda cosas de cuando fuimos a edimburgo y eso que tenia 2 años. Quizás es porque hemos visto también muchas veces fotos y hablado de ello pero me apunto lo de buscar experiencias que les hagan recordar sitios.

  3. Yo suelo organizar las escapadas con ellos, proponerles planes, rutas y lugares a visitar, enseñándoles fotos e información. Al involucrarlos desde el principio ya saben a dónde van y es mucho más fácil que ese recuerdo permanezca en su memoria. De hecho a veces se acuerdan ellos mejor que yo de los sitios que hemos visitado jajaja

    • Si nosotros so también lo hacemos, incluso tienen un cuaderno de viajes con mapas y rutas, lo expliqué un día en un post. Pero si a eso le añades una visita específica que les ayude a ubicarse ya es genial para ellos

  4. Completamente de acuerdo. Cuando viajas con niños tienes que buscar también esos momentos y esos lugares que se quedarán en su memoria porque son esos sitios donde estaban con todos sus sentidos alerta y pendientes de lo que estaban viviendo.. ¡muy buenos sitios!

  5. Toda la razón, cuando vas con niños tienes que cambiar un poco la organización del viaje y amoldarte a las necesidades de los niños, a visitas que les entretengan e incluso a los horarios de ellos.

    Organizar los viajes por vivencias o experiencias es una idea buenísima.

  6. Nosotros cuando viajamos solemos organizar el viaje en dos partes. La primera algo cultural (museos, visitas guiadas, .. ) y la segunda más infantil (jugueterías, parques, …) Así todos hacemos algo que nos interesa.
    Pero aquí en Inglaterra es fácil hacer visitas culturales, todos los sitios tienen actividades para niños. Fichas para rellenas, objetos que encontrar durante la visita, … cosas así. Luego les dan un diploma y alguna chorradita.

  7. Estupenda idea la de “marcar” los lugares con recuerdos!
    Nunca lo había pensado así y sinceramente, me parece maravilloso.
    Nosotros no visitamos demasiados sitios, y tal vez por eso los peques los recuerdan fácil. Pero de todos modos, trataré de aplicar tu idea!

  8. Es verdad! Cuantos recuerdos se nos escapan de viajes de infancia y es una pena. Así que procuraré buscar formas de que mis peques conserven recuerdos mágicos de los lugares que visitemos! Gracias por tu post!!

  9. Lo cierto es que no me lo he planteado, aun así cuando vamos a algun sitio si que busco actividades que a la larga puedan repercutir en asociaciones o para que se acuerden. Muy buena idea la de la visita al museo maritimo de la Ria. A veces antes de ir a algún sitio preparo alguna actividad relacionada para que cuando vayamos lo vivan más concientemente. Besos

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!