Autónoma y embarazada ¿y ahora qué? Bajas médicas durante el embarazo.

0

Probablemente si estás embarazada y trabajando por cuenta ajena el (o la) responsable de recursos humanos de tu empresa te cuente un poco de que va la película y que pasos tienes que dar a partir de ahora. 

O quizás no, pero es probable que puedas acudir al sindicato o navegar por internet y descubrir de que va la película y que tienes que hacer. 

Pero ¡ay amiga! si eres autónoma y autodidacta (vamos que te haces tú todos los papeleos y no has pisado una gestoria en la vida) es probable que vivas con la sensación de estar al filo de la ley y de estar equivocándote cuando haces cualquier papeleo para Hacienda. Piensas que de un momento a otro te va a llegar una notificacion de Hacienda por ser una cafre haciendo papeleos ¿os suena? Pues es el resumen de mi vida como autónoma….Asi que ahora con el embarazado empieza la fiesta, ahora además necesitas saber a qué, cómo y cuándo tienes derecho, y sobre todo dónde acudir. 

  
Voy a intentar contaros en una serie de posts todas mis indagaciones por si os pueden ser de ayuda.

NOTA: Aquí la que escribe de formación es geóloga, y por pasión autónoma (aficiones raras que tiene una) así que lo que os pueda explicar está basado en infórmarme e indagar por la red. Vivir en un pueblo en el que NO HAY oficina de la Seguridad Social no facilita mucho las cosas la verdad, así que es probable que en algún punto me equivoque. Si queréis mejorar o modificar la información que aquí doy estaré eternamente agradecida.

Pero vayamos por partes. 

1.  Durante el Embarazo

¿A  que tengo derecho?

 Como cualquier madre trabajadora tienes derecho a encontrarte mal, y a ir al médico, como no. La diferencia con una madre embarazada trabajadora por cuenta ajena es que si te dan la baja no cobras un duro y en paz. 

No es broma, esto no es así. Si nos dan una baja porque el embarazo nos genera alguna complicación de salud sin relación con tu trabajo, que complica el embarazo, tenemos derecho a la prestación por incapacidad temporal y a recibir una prestación de la Seguridad Social. Esta prestación tendrá una cuantía del 75% desde el día 4 al 20, y cobraremos un 60% desde el día 21. Vamos que es una ruina. Así que normalmente aguantamos estoicamente trabajando aunque nos duela todo el cuerpo y no podamos ni movernos hasta que comienza la primera contracción.

En caso de tener que tramitar este tipo de baja por Incapacidad temporal debemos de comunicarla a ala Seguridad Social o a nuestra Mutua.

Tendremos que rellenar el impreso de solicitud de baja por Incapacidad temporal, y además presentar la baja médica (pautada por un médico de la Seguridad Social o de nuestra Mutua), el DNI, el justificante de pago de las tres ultimas cuotas de autónomo, la declaración de la situación de la actividad (si cierras temporalmente el negocio, si se hace cargo alguien etc) , la declaración de hijos a cargo en caso de haberlos y la sangre de un unicornio (casi pero no, lo del unicornio no hace falta).

Este trámite se puede hacer por correo o con el certificado digital y ahorrarte unos cuantos kilómetros si como en mi caso te pilla la oficina de la Seguridad Social un poco lejos de casa.

En cualquier caso no tenemos otro tipo de bonificación para contratar a un empleado que nos sustituya durante nuestra baja. Así que esperemos que sea corta, porque además durante este tiempo hay que pagar igualmente las cuotas de autónomos.

Pero existe otro tipo de baja que muchas veces no se conoce y mucho más ventajosa, y es la baja a la que tenemos derecho por riesgo durante el embarazo. Con este tipo de baja tendremos derecho a una prestación economica correspondiente al 100%.

Esto es unos 850€ si cotizas el mínimo que son uno 290€ al mes. Rica no te vas a hacer pero al menos tienes derecho al 100% de la base reguladora. Y dura desde el día siguiente que te den la baja, hasta el día que te den el alta o hasta  el día que empieces a cobrar la baja por maternidad. 

Si eres el único empleado al frente del negocio, al estar de baja evidentemente no podrás facturar nada por lo que no podrás trabajar (obvio, estas de baja médica) , y si necesitas que tu negocio siga funcionando también tienes la posibilidad de contratar a un desempleado y tendrás una bonificación del 100% de la cuota.

Todos los trabajos suponen un riesgo durante el embarazo para la madre o el feto. Pero dependiendo del tipo de trabajo pueden aparecer antes o después o ser más o menos peligroso. No es lo mismo ejercer un trabajo administrativo como autónoma que tener un negocio de cara al público que te obliga a estar 8 horas de pie o cargar pesos. 

Por eso debe de ser tu Mutua la que valore en qué momento tienes derecho a cogerte una baja médica por riesgo de embarazo y debes de ser tú la que inicie con la Mutua los trámites de solicitud de baja médica por riesgo durante el embarazo.

Así mismo, en caso de que tengamos que pedir una baja de riesgo por embarazo sera Mutua la encargada de gestionarla y de pagarnos una vez tengamos la certificación médica por riesgo de embarazo emitido por la Mutua. 

Los impresos suelen estar disponibles en la propia página web de tu mutua

Si os pasa como a mí que no sabéis a qué mutua estáis adscritas en la segunda pagina de vuestra alta como autónomos os figura. Espero que no tengáis necesidad de utilizarla porque vuestro embarazo va de lujo y no os da problemas. Pero en caso de ser necesario, ya sabéis que es vuestro derecho y que en el caso de interrupción de la actividad por un embarazo de riesgo para vosotras o para vuestro bebé, vuestra baja sí va a ser bonificada.

Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. De todas formas ¡Gracias por leerme!